De Instagram al ebook

El año pasado ya comenté el funcionamiento de la web de Byeink, que permite dar formato y editar rápidamente un ebook en diferentes formatos (ePub, mobi, etc.) desde la web, un salto a la aplicación digital en la nube que es siempre de agradecer y que algunos usuarios prefieren a la descarga de software. Desde hace un tiempo han integrado la posibilidad de crear un libro digital desde la misma aplicación web usando las fotos de Instagram.Pese a las recientes polémicas e interpretaciones extrañas que se hicieron del cambio de términos de uso y privacidad de Instagram (que fueron revertidos en su mayor parte), lo cierto es que Instagram sigue siendo una importante red social fotográfica, sobre todo si nos gusta sacarle una foto con filtros de diferente gusto a la comida, a los gatos o lo que sea. Lo bueno de los tópicos es que sirven para este tipo de comentarios.

Selección de imágenes Byeink
Selección de imágenes en Byeink de entre las subidas a Instagram

El uso de Instagram implica vincular la cuenta de esa red social con Byeink de la misma manera que muchas webs o programas se enlazan con sistemas como Twitter o Facebook. Yo no tengo muchas fotos en mi perfil, pero desde la opción de “My Photo eBook” se cargaron todas muy rápidamente y al seleccionar las que queremos pasar al libro podemos dar el salto al siguiente paso. El sistema es muy visual y ágil, aunque supongo que la experiencia puede variar si tenemos cantidades ingentes de fotos en Instagram.

Con las fotos seleccionadas podemos reordenarlas y luego basta darle al botón de “Create now”, lo que genera en segundos el libro digital que podemos descargar, publicitar en redes sociales, etc.

Opciones de configuración
Opciones de configuración del libro.

Echo en falta el acceso directo a las opciones de configuración (seleccionar portada, cambiar título, cambiar los textos por defecto…), pero están todas disponibles desde nuestro catálogo de ebooks, por lo que aunque el flujo de trabajo es ligeramente diferente al de realizar libros con texto como contenido principal, al final contamos con las mismas opciones.

Los resultados que se obtienen son rápidos y visualmente atractivos sin ningún esfuerzo especial. En el futuro sería deseable poder contar con más recursos visuales, pero también hay que tener en cuenta un condicionante esencial: si vamos a verlo en una tableta disfrutaremos del color y es posible una experiencia visual más rica, pero si usamos un lector digital estándar, con tinta electrónica, estará en blanco y negro, usando la escala de grises que permita la pantalla del dispositivo y, por supuesto, en estos dispositivos no tiene mucho sentido aumentar las opciones de configuración y maquetación.

La cuestión es que podemos obtener buenos resultados de manera rápida y sencilla unificando el concepto de álbum en línea de Instagram con el de álbum digital en ebook como derivación del más tradicional álbum fotográfico. Si queremos cosas más complicadas o visualmente complejas hay que pasar por otro tipo de herramientas, pero poder hacer esto, desde la web, y en pocos clics es una experiencia magnífica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *