El tuit colaborativo

El mundo necesita colaborar: palabras como colaborativo están de moda y parece que todo necesita ser hecho en equipo. Desde luego, es una actitud que -en muchos niveles- es mucho más gratificante que la apuesta por la acción solitaria, independiente, de tiburón que se ha promovido mucho en el pasado. También es cierto que esto son las modas que van abrazando lo que ahora han decidido que van a quitarse la etiqueta de empresario, que ya está lo suficientemente mal vista, para apropiarse de lo que en sentido estricto ha sido un emprendedor. Pero, ¿hay que ser colaborativo hasta para escribir un tuit?

La cuestión es que WeTweetApp (que bien podría ser WetWeetApp, por ejemplo) apuesta por ello, y es una propuesta que me llamó mucho la atención hace unas semanas, cuando me enteré de su existencia. Lo primero es que abrazan la moda del término “app”, pero solo es una web. Se dirá que es una “web app”, claro. Vale, concedemos. La cuestión es que para probarlo hay que registrarse con correo electrónico y, con la excusa del acceso restringido de estar en fase beta, nos invita poco sutilmente a aumentar nuestras opciones de ser invitados a la misma invitando a los demás. Ese tipo de prácticas (aquí, o en juegos idiotas de vampiros, o en lo que sea) me resultan agotadoras, e incluso diría que abiertamente imbéciles e insultantes. Suelen triunfar mucho.

We Tweet App
Imagen promocional de la aplicación

No acabo de ver, esa es la verdad, lo práctico a la hora de escribir un tuit de forma colaborativa a través de una aplicación web específica y que, en consecuencia, no ofrece más rendimiento ni función. Es algo que podría hacer de manera directa y sin pasar por concederle datos sobre mi organización o persona a una empresa externa usando, no sé, el correo electrónico. Y eso si un tuit da para tanta discusión, porque diría que incluso un mensaje privado dentro del servicio de Twitter ya podría bastar.

Pero, ¿140 caracteres dan para tanta discusión? Podemos suponer que en entornos empresariales o en la obsesión del paradigma candy (en cristiano, el mundo de la piruleta) de los proclamados como community manager, sí. De hecho, al haber un espacio tan limitado para transmitir un mensaje a una comunidad digital que, en líneas generales, no va a tener problemas a la hora de mofarse de cualquier astracanada, torpeza o lo que sea, es posible que haya quien sienta que tiene que andar con pies de plomo.

Así que sí, supondremos que esto será útil para alguien. Al fin y al cabo, se le ha ocurrido a alguien que sí es un emprendedor (ha buscado darnos algo nuevo y, desde ahí, hacernos sus clientes), y la mayoría de la gente es especialista en dejarse crear necesidades. Y especialistas en hacer de la forma más complicada las cosas más sencillas.

A mí, a título personal, no me convence porque no lo veo como una aplicación que pueda ser realmente práctica ni eficiente a la hora de realizar el trabajo que plantea porque creo que hay dinámicas más competentes para ello, aunque, claro, sin una interfaz tan chula. Estoy abierto a que me convenzan de lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *